¿Le llamamos?

+34 952 908 897

Servicios que ofrecemos

EcógrafoPrimera Consulta

Si durante un período de tiempo de seis meses o más,  no ha logrado concebir e independientemente de su edad, le recomendamos que solicite una primera consulta para determinar si puede existir algún problema.

 

Durante la primera visita, nuestro especialista examinará su historial médico y estudios previos que se hubiese realizado,  y le orientará sobre las mejores opciones terapéuticas para su caso particular. Es por ello vital que traiga los informes médicos y estudios previos realizados a su primera consulta.

 

Las investigaciones iniciales llevadas a cabo antes del comienzo del tratamiento incluyen una ecografía pélvica para identificar anomalías en el útero, los ovarios o las trompas, de un perfil hormonal y pantalla viral que es un análisis de sangre completo para verificar el recuento de sangre, los niveles de hormonas, y si una mujer ha sido siempre infectados con ciertos virus, y un análisis de semen para analizar la cantidad que existe y su motilidad.

 

Opciones de tratamientos de fertilidad

Aunque hacemos todo lo que podemos para crear un entorno óptimo para la concepción, los tratamientos de fertilidad no tienen garantía de éxito.  No obstante, si se queda embarazada después del tratamiento, su embarazo no presentará más riesgos que si hubiera concebido de forma natural.

 

A continuación figura una lista de los tratamientos con tecnologías de reproducción asistida que ofrecemos.  Si lo solicita, podemos facilitarle información más específica.

 

Fecundación in vitro (FIV)

Durante un tratamiento de Fecundación In Vitro, se extraen óvulos de los ovarios, se fertilizan con espermatozoides en el laboratorio y se dejan crecer antes de volverse a introducir en el útero de la mujer.  Las técnicas de FIV se emplean cuando hay patologías que impiden que el espermatozoide llegue al óvulo debido a un bloqueo o daños en las trompas de Falopio, o si la calidad o cantidad de los espermatozoides es escasa, lo que reduce las posibilidades de fertilización.

 

Inseminación Intrauterina (IUI)

Este tratamiento, que normalmente se conoce como inseminación artificial, consiste en colocar directamente en el útero de la mujer, cerca del momento de la ovulación, una muestra de semen que se ha preparado.  Este procedimiento aumenta el número de espermatozoides que se mueven por el tracto reproductivo hasta las trompas de Falopio, donde suele producirse la fertilización, y, por lo tanto, mejora las posibilidades de lograr un embarazo.

 

La inseminación suele llevarse a cabo con parejas que tienen dificultades en las relaciones sexuales debido a factores masculinos, como escaso volumen o concentración de semen o baja motilidad de los espermatozoides.

 

Inyección intracitoplasmática de los espermatozoides (ICSI)

Inyección intracitoplasmática de los espermatozoides o ICSI es una sofisticada técnica que consiste en tomar un solo espermatozoide e inyectarlo directamente en un óvulo con el fin de fertilizarlo. Una vez fertilizado, el embrión se transfiere al útero de la mujer. Este procedimiento logra superar muchas de las barreras de la fertilización y permite que parejas con pocas esperanzas de lograr un embarazo con éxito obtengan embriones fertilizados, sobre todo cuando los tratamientos de FIV convencionales no han dado resultado.

 

Los protocolos del tratamiento son los mismos que para la FIV, con la única diferencia de que, en lugar de permitir que el óvulo y los espermatozoides interactúen en la placa, se inyecta un solo espermatozoide directamente en el óvulo.

 

Hatching asistido

Para poder implantarse en el útero, el embrión debe atravesar la membrana exterior que lo rodea. Este proceso se conoce como hatching o eclosión. El hecho de que el embrión no pueda eclosionar puede ser uno de los motivos por los que algunas parejas no pueden lograr un embarazo.  El hatching asistido es un procedimiento que consiste en practicar un orificio en la membrana exterior del embrión en desarrollo para ayudarle en el proceso natural de eclosión.  Se realiza el tercer día después de la obtención del óvulo.  Esta técnica puede mejorar el éxito de un ciclo de FIV o tratamiento de ICSI, al ayudar a la implantación del embrión en la pared uterina.

 

Cultivo a blastocisto

Un blastocisto es un embrión que se ha cultivado en el laboratorio hasta 5 días después de la obtención del óvulo, hasta que se ha diferenciado en dos tipos de célula distintos.  Durante el desarrollo de los embriones, los que tienen menos posibilidades de sobrevivir no continúan madurando hasta la fase de blastocisto.  La ventaja de este método no invasivo de autoselección de embriones es que, antes del quinto día, el embriólogo puede seleccionar qué blastocistos tienen mejor potencial de crecimiento para colocarlos en el útero, lo que conlleva mayores probabilidades de un embarazo con éxito.

 

Diagnóstico genético preimplantacional (DGP)

Hay muchas enfermedades genéticas que pueden transmitirse de padres a hijos, como hemofilia, Tay-Sachs, fibrosis quística, anemia drepanocítica, síndrome de Down y muchas otras. El diagnóstico genético preimplantacional es una técnica de reproducción que sirve para examinar la presencia de trastornos genéticos o cromosómicos en los embriones a fin de seleccionar los que estén sanos y carezcan de enfermedades. Esta técnica está dirigida a parejas que sean portadoras de una enfermedad genética, hayan perdido embarazos por esta causa o ya tengan un hijo con una enfermedad genética.

 

Extracción quirúrgica de espermatozoides

La extracción quirúrgica de espermatozoides es un tipo de tratamiento de fertilidad que se refiere a distintas técnicas quirúrgicas empleadas para obtener espermatozoides de los testículos.  Este procedimiento se realiza cuando en el semen eyaculado no hay espermatozoides debido a un bloqueo de origen quirúrgico, congénito o infeccioso. Una vez extraídos los espermatozoides, se congelan y almacenan para un ciclo de FIV o ICSI.

 

Donaciones anónimas de óvulos y de semen

Se puede recurrir a donaciones de óvulos y de semen en el tratamiento de diversas causas de infertilidad; es un proceso delicado para el que es necesario combinar a donantes con pacientes. Nuestro equipo multidisciplinar de especialistas realiza una selección física y psicológica de los donantes.  Las pruebas constan de una evaluación médica, psicológica y ginecológica, análisis de sangre completos, incluida serología por si hay enfermedades infecciosas, y un estudio del historial genético. En nuestro centro no hay listas de espera y los pacientes pueden estar seguros de la exhaustividad de las pruebas médicas y genéticas de las donaciones, así como de la meticulosa selección en lo que respecta a las características físicas de nuestros donantes para garantizar el parecido con los padres receptores.

 

En España, de acuerdo con la ley, las donaciones son anónimas y, por lo tanto, garantizamos la confidencialidad total de los donantes.

Preservación de la fertilidad

La preservación de la fertilidad es un procedimiento aconsejable para situaciones en las que un hombre o una mujer deban someterse a tratamientos oncológicos o a determinadas intervenciones quirúrgicas que pueden dejarlos estériles.  También es una opción para mujeres con menopausia precoz o que no tengan una pareja estable.  El proceso de preservar la fertilidad consiste en congelar óvulos, espermatozoides o embriones mediante nitrógeno líquido para usarlos más adelante. Una vez congelados, pueden almacenarse hasta 10 años. Tomar medidas para proteger la fertilidad permite a una persona o pareja tener más opciones para concebir en el futuro.

 

Criopreservación de embriones

Si una pareja desea tener otro hijo después de un ciclo de FIV que ha tenido éxito o si el ciclo original no ha tenido éxito, merece la pena congelar los embriones de buena calidad que no se hayan usado, para poder utilizarlos más adelante. El proceso es mucho más sencillo y menos costoso que emprender un ciclo nuevo. No todos los embriones sobreviven al proceso de congelación y descongelación; no obstante, lo que sí sobreviven tienen unas posibilidades normales de implantarse después de la transferencia.

 

Adopción de embriones

Las parejas a las que les cueste concebir debido a problemas de fertilidad de cualquiera de los dos miembros pueden decantarse por adoptar un embrión en lugar de someterse a un ciclo de tratamiento con óvulos y espermatozoides de donantes.  La adopción de embriones es un nuevo tipo de adopción que permite a la familia adoptante empezar el viaje nueve meses antes, con el embarazo y el parto.  Es más sencillo, menos costoso y aporta una nueva esperanza a parejas que desean traer niños a su familia.

 

Asesoramiento y apoyo emocional

Tener que crear una familia mediante un tratamiento de fertilidad o buscar la preservación de la fertilidad son situaciones que pueden ser estresantes y afectar sus relaciones con los demás, sus perspectivas sobre la vida y sus sentimientos sobre sí mismo/a.  A la hora de estudiar cualquier tipo de tratamiento de fertilidad, puede serle útil buscar la ayuda de un consejero sobre fertilidad para gestionar las dificultades emocionales, familiares, laborales y/o personales que dicho tratamiento lleva asociadas.

Nombre y Apellidos *

Teléfono *

E-mail *

Asunto

Su mensaje

¿Desea recibir información de HC Marbella?
No

Por favor, escriba el código

captcha

Nombre y Apellidos *

E-mail *

¿Desea recibir información de HC Marbella?

 

Por favor, escriba el código

captcha