¿Le llamamos?

+34 952 908 897

Fecundación In Vitro (FIV)

Fecundación in vitro
La Fecundación In Vitro (FIV) es una técnica cuya finalidad es mejorar la fertilización. Durante un tratamiento de FIV, se extraen óvulos de los ovarios, se fertilizan con espermatozoides en el laboratorio y se dejan crecer antes de volverse a introducir en el útero de la mujer. Las técnicas de FIV son apropiadas cuando hay patologías que impiden que el espermatozoide llegue al óvulo debido a un bloqueo o daños en las trompas de Falopio, o si la cantidad o calidad de los espermatozoides es escasa, lo que reduce las posibilidades de fertilización.

 

La FIV es conveniente para usted si tiene útero en forma de T, trompas de Falopio ausentes o imposibles de reconstruir quirúrgicamente, endometriosis y no ha podido quedarse embarazada después de un tratamiento médico o quirúrgico, o disfunción de los ovarios y no ha podido quedarse embarazada después de inducir la ovulación de la forma habitual. Asimismo está indicada para parejas que tengan infertilidad injustificada o para aquellas en las que el hombre tiene una infertilidad grave debido a un bajo número de espermatozoides, ausencia congénita del conducto que transporta los espermatozoides desde los testículos hasta fuera del pene, una reversión fallida de la vasectomía o antecedentes de anticuerpos antiespermatozoides.

 

Las 4 fases de la Fecundación In Vitro son:

 

1. Estimulación ovárica

Es necesario obtener varios óvulos en un mismo ciclo para aumentar las posibilidades de embarazo. La estimulación se lleva a cabo a través de la administración de inyecciones y varias ecografías en nuestro centro para controlar el desarrollo y los resultados.
La duración del proceso suele ser de entre 8 y 12 días, aunque depende de la respuesta de cada paciente.

 

2. Extracción de ovocitos

La recogida de ovocitos se realiza mediante una punción transvaginal bajo control ecográfico. La intervención dura normalmente unos 15 minutos y se realiza bajo sedación. La paciente estará en condiciones de marcharse tras un reposo de 30-40 minutos, .

3. Fecundación en el Laboratorio

Los ovocitos obtenidos se llevan al laboratorio FIV donde se preparan para ser inseminados. Paralelamente, el semen es preparado para mejorar y aumentar su capacidad fecundante. La inseminación puede ser realizada de manera clásica, colocando los ovocitos con los espermatozoides, o a través de la inyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI) – que detallamos más adelante.
Los ovocitos fecundados se confirman al día siguiente. A partir de ese momento, los embriones se mantienen en el tipo de cultivo adecuado para su desarrollo en cada caso. Normalmente los embriones permanecen en cultivo 3 días, no obstante, en ocasiones es conveniente prolongarlo hasta el 5º o 6º día, conocido como estadio de blastocisto.

 

Si los embriones tienen una membrana gruesa, puede que los médicos le recomienden la técnica de hatching asistido, que facilita al embrión salir de su envoltura externa y adherirse al revestimiento del útero para que se produzca la implantación.

 

4. Transferencia de embriones

Según cada caso particular, se decidirá el momento de la trasferencia de los embriones al útero materno. Dependiendo de las características de los embriones, los embriólogos aconsejarán el día y momento más adecuado. La transferencia se realiza por vía transcervical y no requiere anestesia.
Dos semanas después de la transferencia, se realiza una prueba de embarazo. Si el resultado es positivo, su médico seguirá supervisándola hasta que haya presencia de latido en el feto, tras lo cual se la derivará a su obstetra.

Nombre y Apellidos *

Teléfono *

E-mail *

Asunto

Su mensaje

¿Desea recibir información de HC Marbella?
No

Por favor, escriba el código

captcha

Nombre y Apellidos *

E-mail *

¿Desea recibir información de HC Marbella?

 

Por favor, escriba el código

captcha