¿Le llamamos?

+34 952 908 897

Inyección Intracitoplasmática de los Espermatozoides (ICSI)

ICSI ICSI o inyección intracitoplasmática de los espermatozoides es una técnica que se emplea durante un tratamiento de FIV cuando los espermatozoides no se introducen en el óvulo para fertilizarlo de forma natural.

 

Con ICSI se logra una tasa de fertilización de alrededor del 90%, ya que se inyecta un solo espermatozoide, de gran calidad, directamente en un óvulo.

 

La técnica ICSI se usa para superar la infertilidad masculina grave provocada por anomalías de los espermatozoides que dificultan que estos se introduzcan en el óvulo y lo fertilicen con normalidad. Estas anomalías incluyen motilidad reducida de los espermatozoides (astenozoospermia), número muy bajo de espermatozoides (oligospermia) y anomalías en la forma de los espermatozoides (teratozoospermia).

 

Las primeras etapas de un tratamiento de ICSI son las mismas que para un tratamiento de FIV normal. La mujer toma medicamentos para la fertilidad para estimular sus ovarios de forma que se puedan obtener varios óvulos. El miembro varón tendrá que proporcionar una muestra de semen el mismo día del procedimiento, a no ser que se recurra a un donante de semen o a semen previamente congelado. Cuando los óvulos hayan sido obtenidos, un embriólogo los pondrá en un cultivo especial.

 

Los espermatozoides elegidos se seleccionan uno a uno con una aguja diminuta y después se inyectan en cada óvulo, de forma que haya varios embriones disponibles para su transferencia y almacenamiento.

 

Si se produce la fertilización y los embriones son sanos, entre dos a cinco días después de la extracción, se transferirán uno o dos embriones al útero. El resto se congelará para su uso futuro.

Nombre y Apellidos *

Teléfono *

E-mail *

Asunto

Su mensaje

¿Desea recibir información de HC Marbella?
No

Por favor, escriba el código

captcha

Nombre y Apellidos *

E-mail *

¿Desea recibir información de HC Marbella?

 

Por favor, escriba el código

captcha